En una entrada anterior hablábamos de las ventajas de crear tienda online, pero también debemos ser conscientes de que se nos pueden presentar determinadas complicaciones a las que deberemos hacer frente.

Los principales problemas que se nos pueden presentar son:

Diseño defectuoso de la pagina web. Esto puede ser que al realizar la compra online dé algún tipo de problema, que no muestre correctamente los productos ofrecidos. Por eso hay que actualizarla constantemente y ver que no tiene ningún tipo de fallo en su diseño.

Número de visitantes de la pagina web. Este aspecto es muy importante para que otros usuarios vean actividad en la página y así confiarán más. Hay que conseguir en este sentido, que colaboren con nosotros dejando comentarios y opiniones sobre los diferentes productos; ante todo, que interactúen con la empresa.

Miedo y duda por parte de los clientes con respecto a la seguridad y privacidad al facilitar algunos datos personales. Esto se puede solucionar ganándose la confianza del cliente, que vea que nuestra empresa es de confianza, que lo que hay detrás de la pagina web son personas y no robots, dejarle claro que los datos proporcionados sólo van a ser utilizados para el proceso de compra; ya que, en definitiva, el miedo que tienen los usuarios es principalmente a ser estafados, por lo que hay que hacerles ver que somos una empresa seria, que al realizar la compra va a recibir sin ningún problema el producto en casa. En definitiva, darle confianza en los métodos de pago y formas y plazos de entrega.

Intangibilidad del producto. Debemos tener en cuenta, que no es lo mismo realizar una compra por internet que en una tienda física. En internet los productos se transforman, en cierta medida, en algo intangible, imposible de tocar y de apreciar realmente cómo es; por lo que sería conveniente tener muy presente este aspecto e intentar explicar de la manera más clara y precisa cada una de sus características y elementos, acompañarlos siempre de fotografías incluyendo precio, medidas, materiales, etc. y, si fuera posible, un vídeo explicativo con sus funciones. A pesar de todo esto, una vez que tenemos el producto en nuestras manos no siempre resulta ser como esperábamos, todo esto hace que en muchas ocasiones los clientes no estén muy dispuestos a realizar compras online; por lo que hay que intentar explicarle todo de la mejor manera posible.

Complejidad de la compra. Conseguir que el proceso de compra se pueda completar en pocos pasos, sólo los veraderamente necesarios, que sean los más fáciles posibles y que todos los elementos que intervienen en el proceso estén bien explicados, ya que algunos de estos aspectos pueden llevar a confusión o, simplemente, no saber de qué se trata.

Solicitar excesiva información al realizar la compra. Si tienen que rellenar muchos datos se aburren y abandonan el proceso de compra antes de finalizar.

Como conclusión, vemos que todos los problemas que se nos pueden presentar al crear tienda online pueden ser resueltos sin ningún tipo de complicación, simplemente realizando un trabajo constante sobre la pagina web, no sólo crearla y luego dejarla en el olvido y teniendo en cuenta todos estos aspectos al crear tienda online.