Dado el momento de coyuntura económica que vivimos desde hace varios años parece que la explotación de internet por parte de las empresas es en muchos casos la única vía de escape de esta crisis, la economía en España no levanta cabeza, pero el comercio en las tiendas virtuales sigue su senda. Lo verdaderamente óptimo sería conseguir una mezcla perfecta entre el mundo real y el virtual. Crear web empresa con un servicio de asistencia real efectivo.

El comercio electrónico ha crecido escandalosamente en todo el mundo. Muchos consumidores prefieren comprar antes en una tienda online que en la tienda física, porque tienen la facilidad de comparar precios, ver el catalogo online, la disponibilidad de los productos, reciben el artículo en casa, los métodos de pago son seguros, porque cuentan con todas las garantías como en una tienda física, etc…siendo estos algunos de los motivos principales. El miedo a comprar a través de internet por parte del usuario particular está terminando, ya no existe tanta desconfianza por teclear los numeros de tu cuenta corriente o tarjeta para adquirir un producto.

Arrojo algunos datos que circulan por la red: